Los préstamos personales son soluciones de financiamiento ofrecidas, bajo contrato, por bancos, cooperativas de crédito o prestamistas a personas calificadas. A la firma del contrato, el prestamista realiza, en una sola entrega, la transferencia del dinero acordado al prestatario. Por su parte, el prestatario adquiere la responsabilidad de reembolsar el capital más intereses en el número de plazos estipulado.

Por definición, estas operaciones financieras son formas de crédito al consumo cuya característica es que no financian una compra específica. Como sucede con toda solución crediticia, un particular puede contratarlos por un período comprendido entre unos meses o unos años. En virtud del contrato se pone a disposición del prestatario la suma de dinero después del plazo de desistimiento legal.

como conseguir un prestamo personal
Guía para pedir y obtener un préstamo personal

Existen diversos tipos de préstamos personales a los que se puede acceder de acuerdo al estilo de vida. Por lo general, estas formas de financiamiento no son garantizadas, lo que significa que no están respaldadas por una garantía. Un préstamo garantizado respaldado por bienes suele ser más barato, pero se puede perder el activo por incumplir los pagos. Para evitar estos inconvenientes se recomienda conseguir una cotización de préstamo y analizarla antes de firmar el contrato y endeudarse.

¿Qué es un préstamo personal?

El préstamo personal es un producto financiero que prevé la entrega de una cantidad de dinero a un tipo de interés y es reembolsable de acuerdo a un plan de amortización a plazos constantes.

Por su uso, este producto financiero es una forma de financiación que entra en la categoría de préstamos no específicos. Esto significa que el prestatario puede utilizarlo para una amplia gama de necesidades de gastos o propósitos.

Es útil porque ayuda a cubrir gastos inesperados, como desviaciones en el presupuesto, o gastos planificados como renovaciones o vacaciones. Realmente, los fines para acceder a esta forma de financiamiento son muchos, siendo estos son los más usuales:

  • Comprar vehículos como automóviles o motocicletas
  • Consolidar deudas
  • Renovación de viviendas
  • Comprar muebles o electrodomésticos
  • Pagar viajes y vacaciones
  • Cubrir gastos médicos

El prestatario, evaluará la credibilidad y fiabilidad del solicitante, antes de aprobar cualquier solicitud.

Elementos del préstamo personal

Los elementos más importantes a considerar al solicitar un préstamo personal son:

  • Los costes,
  • Las cuotas
  • El plan de amortización.

Costes

Son todos los costos generados como consecuencia de la generación del préstamo solicitado. En la mayoría de casos estos costes se incluyen como parte de las deudas contraídas por el prestatario. Siendo parte del capital, estos costes también generan intereses, por tanto, deben observarse antes de aceptar el préstamo.

Cuotas

Las cuotas son los pagos periódicos que el prestatario pagará hasta cancelar el monto adeudado más los intereses generados. Las cuotas pueden ser de tres tipos:

  1. Fijas: Cuando su importe no varía durante todo el periodo de amortización.
  2. Creciente: Cuando se incrementan a medida que se procede con el pago de la obligación.
  3. Decreciente: cuando la cuota tiende a disminuir conforme se paga la deuda.

En la mayoría de casos se considera una fórmula de reembolso en cuotas constantes. Estas consisten en una parte del capital que crece conforme se acerca la fecha de vencimiento del préstamo y una parte de los intereses que disminuye proporcionalmente. La fecha de vencimiento de cada uno de los plazos se indica en el contrato.

Si las cuotas individuales no se pagan en los plazos establecidos, se activan los mecanismos contractuales para tal efecto. Estos mecanismos incluyen, en general, la aplicación de penalizaciones al cliente o el devengo de intereses por demora. Si la posición no se regulariza, el cliente puede ser informado a los centros de riesgo correspondientes.

Plan de amortización

El plan de amortización es el programa de restitución gradual del financiamiento mediante el pago a intervalos regulares de cuotas. Las cuotas incluyen la cuota de capital y una cuota de interés ligada a la tasa y monto del préstamo.

Cabe recordar que, como protección contra el riesgo de impago de las cuotas, el prestamista podría pedir garantías personales, como una fianza y/o una póliza de seguro. Estas garantías se solicitan con frecuencia en el caso de solicitudes de importes elevados, mala solvencia del consumidor y un período de amortización muy largo.

Actuar como garante de otra persona significa garantizar personalmente al acreedor el pago de la deuda de esta persona. Si el prestatario no paga las cuotas del préstamo, el acreedor puede recurrir a la totalidad de los bienes personales del garante.

Tipos de préstamos personales

Como regla general, la concesión de un préstamo personal no está sujeta a la presentación de una garantía. Por lo tanto, no deberían exigirse derechos de prenda o hipoteca sobre los activos propiedad del solicitante.

Sin embargo, en algunos casos, con el fin de limitar el riesgo de insolvencia, las instituciones prestamistas pueden presentar al solicitante un contrato que prevea el intercambio de cuotas, o una sola letra de cambio, que puede garantizar una parte o la totalidad del importe desembolsado.

Básicamente, los préstamos personales se dividen en: garantizados y sin garantía o sin aval.

Garantizados

La forma más común de garantía, es la firma de un tercero garante, que garantiza el éxito de la operación. Se trata de una petición bastante común, que requiere condiciones particulares que aseguren el cumplimiento de las obligaciones del prestatario. Un aval puede ser, por ejemplo, una persona con experiencia laboral reciente o con una cantidad de dinero particularmente elevada.

No garantizados

En este tipo de financiamiento personal, la operación se realiza entre el prestamista y el prestatario sin requisitos de garantía. Como se puede ver, existe un alto riesgo de no recuperar el capital entregado por el prestamista. Por esta razón, los préstamos personales no garantizados suelen tener elevadas tasas de interés en comparación con los garantizados.

En ambos casos, no es posible establecer normas válidas a priori, pues la solicitud de garantías queda a discreción de cada institución. Normalmente, el prestamista decide caso por caso, en función del perfil de riesgo de la operación y del solicitante individual.

Seguros para garantizar el pago de la deuda

Por último, los bancos o las instituciones financieras a veces tratan de mitigar el riesgo de crédito relacionado con la concesión de un préstamo mediante la suscripción de determinados productos de seguro por parte del solicitante. La mayoría son pólizas de seguro que cubren el riesgo de muerte o pérdida de empleo.

Estos seguros funcionan de la siguiente manera:

  • En caso de fallecimiento del prestatario, la compañía de seguros paga la deuda pendiente a la institución.
  • En caso de pérdida de empleo, la compañía pagará las cuotas hasta que el prestatario encuentre un nuevo empleo.

Estos seguros son productos financieros que regularmente tienen un coste considerable y que suman al coste global de la financiación. Se debe evaluar la existencia de estos seguros como requisito ya que incrementan de forma considerable la cuota de amortización. La ventaja es que algunas veces los puede usar para deducir impuestos o tributos.

Con estas consideraciones, ya se puede tener capacidad para decidir cuáles son las ofertas de préstamos más convenientes.

Cómo pedir y obtener un préstamo personal

El procedimiento para pedir un préstamo personal es bastante simple, sobre todo si se trata de un préstamo online. Sin embargo, debe tener cuidado antes de aceptar o firmar cualquier acuerdo o documento. Es importante que conozca qué se necesita para solicitar y obtener un financiamiento de este tipo.

En esta sección aprenderemos cómo pedir un financiamiento personal y todo lo que se debe hacer para obtener la aprobación.

Si por primera vez tiene necesidad de conseguir un préstamo, es importante saber a quién pedirle dinero prestado. Básicamente existen 3 formas de solicitar y obtener una financiación personal:

  1. Presentar una solicitud directamente a una entidad de crédito (banco o financiera). En estos casos el solicitante debe gozar de una buena reputación en el sistema financiero. Así tendrá credibilidad, siendo fiable para contraer y pagar deudas.
  2. Usar el apoyo de un comparador de préstamos.
  3. Confiar en el consejo de un corredor de créditos o gestor financiero, como se hacen llamar en distintos países.

Cómo obtener la aprobación a su solicitud

Teniendo una idea de cuánto pedir, la elección podría recaer en la mejor oferta propuesta por el comparador de préstamos. Pero recuerde una cosa: Haga solo una petición. Si solicita un préstamo a varias instituciones al mismo tiempo, esto se verá reflejado en las bases de datos financieras. Entonces, es casi seguro que su solicitud sea rechazada porque verán que está intentando acceder a varios préstamos.

Por lo tanto, si quieres saber cómo conseguir un préstamo personal, debes hacer caso a la primera regla: “Confío en que podré conseguir la financiación, por eso haré solo una solicitud en línea”. Las centrales de riesgo o buró de crédito suelen incluir esta información en sus reportes al sistema financiero.

Requisitos para obtener un préstamo

Los requisitos para solicitar financiación son diferentes, aunque lo más requerido sea contar con un ingreso demostrable. Por lo tanto, es poco probable que se acepten las solicitudes de financiación sin documentos que demuestren cobro de salario. Su solicitud será rechazada porque no garantiza al banco o a la institución financiera la forma de pagar la deuda. En estos casos, una segunda firma (garante) puede cambiar el destino del caso.

Además de los ingresos, veamos qué otras condiciones se deben cumplir para solicitar un préstamo personal:

  • Haber obtenido un préstamo con anterioridad.
  • Ser regular en los pagos y gozar de un reconocimiento como buen pagador.
  • No estar sobreendeudado (debe respetarse el umbral de su capacidad de endeudamiento o crédito).
  • No haber realizado ninguna otra solicitud en los últimos 30 días.
  • Haber reembolsado al menos 10/12 plazos del último préstamo obtenido.
  • Si se garantiza otro tipo de financiación, ésta debe ser reembolsada periódicamente.

Estas son las condiciones básicas que deben cumplirse para poder evaluar una solicitud de financiación, pero no serán las únicas. Cada institución tiene sus propias reglas de crédito, pero siempre se guían por el prestigio y reputación del solicitante.

Cómo calcular un préstamo personal

Una persona financieramente responsable antes de tentar a un préstamo debe calcular el costo del préstamo personal que solicitará. Estos cálculos incluyen, además de los intereses de préstamos personales, montos como las cuotas periódicas.

Para calcular las tasas y cuotas de los préstamos se hace uso de las siguientes fórmulas:

Cómo calcular la tasa de interés diaria:

como calcular la tasa de interés diaria
Fórmula para calcular la tasa interés diaria de un préstamo

Cómo calcular la tasa mensual, basándose en la tasa diaria y considerando el número de días que tiene el mes:

como calcular la tasa de interés mensual
Fórmula apra calcular la tasa de interés mensual

Cómo se calcula el monto de interés mensual:

hallar el interés del mes
Fórmula para hallar el interés del mes

Cómo calcular el seguro de desgravamen mensual:

hallar el seguro de desgravamen mensual
fórmula para hallar el seguro de desgravamen mensual

Cómo se calcula la cuota haciendo uso de la fórmula financiera de una anualidad:

"<yoastmark

 

Cómo se estima la cuota total:

Cómo calcular la cuota total
Fórmula para calcular la cuota total

Método para calcular el costo efectivo anual (TCEA):

hallar la Tasa de Costo Efectivo Anual (TCEA)
Fórmula para hallar la Tasa de Costo Efectivo Anual (TCEA)

Debido a lo complejidad para realizar estos cálculos resulta bastante conveniente el uso de herramientas como los simuladores de préstamos.

Simulador de préstamos personales: Calculadora de tasas, cuotas y más

Un buen simulador de préstamos online debe ser lo más flexible posible de acuerdo a la realidad económica del prestatario. Nuestro simulador financiero le permite calcular la cuota e interés de un crédito personal, además de verificar su capacidad de pago de las cuotas mensuales.

Simulador flexible

La calculadora de préstamos personales de 2es2 permite que el usuario elija el importe y la duración del préstamo. En base a estos datos ingresados, la herramienta calcula la cuota y el interés aplicado.

Cálculo de plazos

El simulador en línea devuelve el monto de la cuota y las tasas de interés, incluyendo los gastos relacionados con la solicitud y el desembolso del préstamo. Esta aplicación permite realizar varias simulaciones, cambiando la cantidad financiada y el periodo de pago. También es posible comparar diferentes cotizaciones de préstamos para elegir la que mejor se adapte a sus necesidades financieras.

Cálculo de cuotas

La cuota a pagar depende del importe y de la duración del préstamo. El cálculo siempre devuelve una cuota de amortización con posibles excepciones debido al reembolso de gastos. Por esta razón, es importante leer las notas informativas que se encuentran debajo de la herramienta de cálculo de cuotas.

Antes de utilizar el simulador, debe recordar que cualquier juicio o consideración tiene por función invitar al consumidor a reflexionar. Para un control más personalizado y detallado de la sostenibilidad, puede contactarse directamente con la institución donde gestionará su préstamo.

Los resultados de las simulaciones no pueden vincularse a ofertas reales promovidas por empresas del sector financiero. Además, no tienen en cuenta los costes adicionales o pólizas de seguro adicionales que puedan ser solicitados por la entidad de crédito.

Comparador préstamos personales: cómo encontrar las mejores ofertas

En 2es2 comparamos los préstamos personales de las principales instituciones de cada país, mostrando tasas de interés y plazos reales. El usuario puede consultar gratis varios presupuestos y encontrar inmediatamente el que mejor se adapte a sus necesidades de gasto.

Hay que tener presente que, en algunos casos, aunque no se trate de una financiación con un propósito personal, la institución que otorga el préstamo puede exigir al cliente que declare cómo pretende gastar el importe. Por lo tanto, a la hora de solicitar un préstamo es muy importante indicar el propósito o destino correcto.

Por último, antes de firmar el contrato debe comprobar que pueda cancelar el préstamo antes del plazo acordado. Así tendrá la posibilidad de pagar sus cuotas en plazos menores ahorrándose los intereses.

¿Qué está esperando? Obtenga una cotización gratis ahora revise la selección de los mejores préstamos personales actualizados diariamente con las ofertas más lucrativas.

Además de las entidades financieras legales y formales, existen negocios y personas que ofrecen financiar a personas que no pueden acceder a préstamos en bancos o cooperativas crediticias por tener un mal historial crediticio. Aunque son vistos como una alternativa, estos prestamistas cobran intereses demasiado elevados e incluso suelen pedir anticipos.

Conclusiones

Deber no tiene porqué reflejar una condición de mala solvencia o problemas financieros. Si se tiene que endeudar para invertir en su negocio o estudio, entonces no será una elección negativa.

Si desea mejorar su record financiero, es importante amortizar y adelantar pagos. Así demostrará tener solvencia para afrontar deudas y se irá construyendo una buena reputación crediticia.

Conseguir una financiación personal, incluso por un monto mínimo, es el punto de partida para su vida financiera. Si sabe conducirse como un buen pagador, entonces se le abrirán las puertas del sistema financiero para su bienestar económico.

Cerrar menú