Los 10 peores errores que debes evitar en una entrevista de trabajo

Una de las cosas a las que debes enfrentarte irremediablemente cuando estás buscando trabajo es la entrevista que servirá de trampolín hacia el ansiado puesto. Si finalmente conseguimos ser contactados, normalmente sentimos una mezcla de alegría, temor e incertidumbre. Ya hemos pasado la peor fase y, evidentemente, hemos llamado la atención de la empresa por lo que no debemos preocuparnos en lo que a curriculum se refiere, sino de confirmar esa primera buena impresión que hemos causado en lugar de mandarlo todo al traste por los nervios.

Los 10 peores errores que debes evitar en una entrevista de trabajo
Estos son los errores que debes evitar en una entrevista de trabajo

Y es que ante la posibilidad de poder acceder al puesto de trabajo al que estamos aspirando, no solamente necesitamos contar con la experiencia y la formación necesarias que el entrevistador ya ha podido valorar en nuestro curriculum sino que además debemos demostrar que somos el candidato más adecuado para formar parte de la empresa por encima de todos los demás.

Y aunque podríamos exponer en este post cuáles son aquellas virtudes que debes resaltar ante tu entrevistador, en este ocasión de lo que hablaremos será de los errores que debes evitar cometer en una entrevista de trabajo si no quieres ser descartado ya en la primera pregunta. La idea que debes tener en tu mente es la de que el puesto será para ti. Debes creértelo para llegar con más confianza y tranquilidad y transmitir de esta manera esa sensación.

1. Para empezar, por muy entusiasmado que estés por conseguir el puesto, evita hablar en demasía y deja que sea el entrevistador el que dirija el rumbo y tome siempre la iniciativa.

2. También debes evitar dar sensación de estar poco interesado en el puesto y responder con poco entusiasmo las preguntas que te realicen durante el entrevista de trabajo. El entrevistador debe pensar que estarías encantado de trabajar en la empresa y si demuestras indiferencia o poco compromiso, evidentemente no serás el elegido. Aunque no lo parezca, este es uno de los errores más frecuentes.

3.  Tampoco es conveniente hablar mal de tu anterior jefe o de tus excompañeros, ya que esto dará muy mala imagen de ti. El entrevistador puede pensar que eres una persona que no se adapta a las directrices que marca la empresa y que no eres capaz de formar parte de un equipo fomentando el compañerismo, por lo que ante sus ojos serás un candidato molesto para la empresa.

4. Evita dar rodeos y ve al grano con respecto a las preguntas que se te formulen durante la entrevista. Piensa que el encargado tendrá que entrevistar a varios candidatos más para el puesto de trabajo, incluso puede que decenas, por lo que querrá acabar lo antes posible y saber simplemente lo que te pregunta.

5. No cometas fallos en cuanto a fechas, nombres de empresas o actividades realizadas, ya que esto generará desconfianza en tu entrevistador y, evidentemente, será un motivo de peso para ser descartado para el empleo. Por eso llévate aprendida la lección de arriba a abajo pues es muy probable que el entrevistador tenga tu CV delante.

6. No llevar referencias a la entrevista de trabajo o no aportarlas en el CV también puede generar desconfianza, pues si no hay nadie que pueda respaldar tu trayectoria y hablar positívamente sobre tu forma de trabajar, toda tu formación y experiencia puede quedar en saco roto después de haber llegado casi a la fase final.

7. Nunca vayas a una entrevista de trabajo sin haber investigado antes sobre la empresa. Es muy probable que en un momento dado el entrevistador decida valorar cuál es tu interés real por al empresa y preguntarte o hablarte sobre la empresa es la mejor manera de hacerlo. Por eso no te quedes en blanco, pues demostrarás escaso interés por el puesto.

8. Por supuesto, no se te ocurra mentir en la entrevista de trabajo, ya que es uno de los peores errores que puedes cometer, pues evidentemente no te llamarán después de la entrevista para ocupar el puesto. Responde con sinceridad, incluso cuando no tengas conocimientos o experiencia sobre lo que te preguntan. No obstante, lo ideal es acabar con frases del tipo: “Nunca he realizado ese tipo de funciones, pero me considero una persona que aprende con rapidez y estoy dispuesto a aprender y a esforzarme cuanto sea necesario”. De esta forma denotarás iniciativa e interés por el empleo.

9. No descuides tu apariencia, ya que, como sabes, la primera impresión es la más importante. Por eso debes mostrar seriedad y que estás interesado en el puesto y que por eso te preocupas por ir bien aseado, vestido y peinado.

10. Por último, no te muestres demasiado nervioso, pero tampoco demasiado confiado. Es obvio que vas a tener nervios ante una situación como ésta, pero no debes dejar que se apoderen de ti. Intenta relajarte unos minutos antes de la entrevista y todo irá bien. Por eso te recomendamos que llegues con tiempo y sin agobios. Ya en la entrevista debes demostrar que eres una persona segura que sabe hacer frente a cualquier situación y que sabrás manejarte sobre todo ante las dificultades que puedan presentarse. No obstante, evita resultar arrogante, ya que esto no gustará nada al entrevistador.

Cabe destacar que además de evitar todos estos errores, es importante que es una buena sensación tanto al entrar como al salir de la entrevista de trabajo. Por eso, se siempre educado y respetuoso con tu entrevistador. Evita ser seco en el saludo y esboza una sonrisa para causar buena impresión.

Evidentemente, debes seguir ciertas pautas que te ayuden a resaltar tus cualidades y lograr llamar la atención del encargado, pero si logras evitar todos estos errores, ya tendrás buena parte del camino hecho para conseguir el tan ansiado puesto de trabajo.

Deja un comentario

cuatro × uno =

Cerrar menú