¿Qué es lo que buscan los reclutadores de Recursos Humanos?

En los tiempos que corren, encontrar trabajo rápidamente puede resultar algo complicado. Y es que desde que comenzó la crisis, muchas son las personas que han perdido sus puestos de trabajo y que actualmente siguen esperando una oportunidad laboral. Como siempre digo, tomarse la búsqueda de empleo como un trabajo es sí mismo es clave a la hora de conseguir nuestros objetivos. El problema viene cuando no paramos de echar curriculums y no nos llaman para la entrevista o si nos citan para ella, terminamos escuchando el típico “ya te llamaremos”.

Si éste es tu caso, seguro que ya te has preguntado qué es lo que buscan los reclutadores de Recursos Humanos cuando quieren cubrir un puesto. Puede que estés cometiendo algún error que no se te haya pasado por la cabeza o que desconozcas. Es por ello que hoy te traemos algunos consejos para que puedas saber cuáles son los criterios que se suelen tener en cuenta en una empresa a la hora de contratar a un nuevo trabajador.

¿Qué es lo que buscan los reclutadores de Recursos Humanos?
Cualidades que las personas de recursos humanos buscan en los postulantes

1. Curriculum Vitae completo 

Como ya he dicho en otros de mis posts, ésta es la clave de la búsqueda de empleo. Piensa que tu curriculum es lo que te hará pasar a la siguiente fase, tu pasaporte a la entrevista de trabajo. Es por ello que siempre debe ser lo más completo posible y, por supuesto, actualizado. Si hiciste tu curriculum hace tiempo, lo más probable es que tu experiencia y formación no se correspondan con las actuales. Pero además debes asegurarte de que pones correctamente todas las fechas y datos relevantes. Un curriculum incompleto transmite al reclutador sensación de dejadez, lo cual dará una imagen muy negativa de tu personalidad.

No obstante, tampoco se trata de poner hasta la última función o proyecto realizado con una empresa. Si llevas más de diez años en el mundo laboral, seguramente tengas experiencia suficiente como para poder prescindir por ejemplo de las prácticas o beca que hiciste cuando terminaste los estudios o de aquellos trabajos que no tienen relación con el puesto al que estás postulando.

2. Experiencia

Te recomendamos que ordenes tu curriculum de manera cronológica, siempre desde el último puesto que has desempeñado. Los reclutadores de Recursos Humanos valoran sobre todo el periodo de los últimos 3 ó 4 años para saber si cuentas con las competencias adecuadas para el puesto. Y es que aunque hace algunos años trabajaras en un determinado puesto, la empresa no lo valorará igual pues pensará que no estás capacitado al 100%. Por eso es muy importante que si tu experiencia es de hace varios años, sepas destacar tu formación y si te has reciclado recientemente con formación complementaria. Si tu experiencia es antigua y no cuentas con formación reciente relacionada con el puesto, aunque suene duro, prácticamente quedarás descartado nada más leer tu curriculum.

3. Tipo de empresa en la que has trabajado

Otro punto que suelen tener en cuenta los reclutadores de Recursos Humanos es el tipo de empresa donde has trabajado: el tamaño, el sector, el tipo de producto, el público objetivo, etc. Las empresas suelen decantarse por personas que hayan tenido puestos de trabajo en otras empresas similares para que además de tener ya la experiencia, puedan adaptarse lo más rápido posible.

4. Tener varios curriculums si quieres postular a puestos diferentes

Uno de los errores más comunes entre los candidatos a un puesto de trabajo es el hecho de tener un curriculum demasiado general. Es extraño encontrar una persona que solamente haya desempeñado puestos dentro del mismo sector. Es por ello que si tienes experiencia y/o formación para varios puestos diferentes, lo ideal es hacer un curriculum personalizado para cada uno de ellos. Piensa que a la empresa solamente le interesa la experiencia y formación que puedas aportar para el trabajo que quieren cubrir.

No obstante, si consideras que sería interesante incluir la formación y experiencia de otros puestos, puedes incluirla en un apartado adicional como ya explico en mi post “¿Debo poner en mi CV la experiencia no relacionada con la oferta de trabajo?”.

Además, si estás postulando a través de plataformas como Infojobs, donde pueden elaborarse curriculums diferentes, asegúrate de que el que realmente envías es el que más se corresponde con los puntos exigidos en la oferta de trabajo.

5. Competencias clave en la oferta de trabajo

En toda oferta de trabajo suele haber unos requisitos clave que no pueden obviarse y que la empresa tendrá muy en cuenta a la hora de seleccionar al futuro empleado. Puede ser relacionado con una experiencia en concreto, idiomas, conocimientos informáticos… Estos requisitos actúan como filtros, por lo que los candidatos que no los cumplan, acabarán siendo descartados.

Muchas personas se quejan de que echan muchos curriculums y no los llaman, pero piensa si realmente estás postulando a aquellos puestos que encajan con tu perfil o si lo estás enviando como un loco a todas las ofertas que ves. Por mucho que te empeñes, si la empresa exige un nivel de inglés alto y no sabes desenvolverte adecuadamente en el idioma, estarás perdiendo el tiempo y el hecho de que no te llamen solamente servirá para desanimarte aún más.

Si estás seguro de que cumples con todos los requisitos para el puesto, revisa tu curriculum antes de enviarlo y asegúrate de que lo contemplas y has sabido resaltarlo bien, de lo contrario habrás perdido esta oportunidad y quedarás fuera del proceso en la primera fase.

Por supuesto sé sincero. No sirve de nada engordar el curriculum, ya que si eres descubierto, además de la vergüenza acabarás perdiendo la oportunidad. Y es que actualmente Internet hace que muchas cosas puedan ser comprobadas fácilmente. Por ejemplo si dices que sabes manejar un determinado programa informático y no es cierto, te pillarán en cuanto empieces a usarlo, con lo cual solamente acabarás poniéndote en evidencia y puede que a la empresa no le hubiera importado darte formación sobre ello.

Puede que no hayas pensado en alguno de estos puntos y que tu búsqueda de empleo se haya podido ver frustrada por algo en lo que no habías caído. Es por ello que te animamos a revisar tu curriculum y a tener en cuenta todos estos factores en tu búsqueda de empleo. ¡Te deseamos mucha suerte!

Deja un comentario

3 × cinco =

Cerrar menú