Cómo encontrar trabajo con más de 55 años

Uno de los sectores de la población más afectados por la crisis ha sido, sin duda, el de los mayores de 55 años. Y es que según datos de la Encuesta de Población Activa del año 2013, unos 530.700 españoles con edades superiores a los 55 años se encuentra sin empleo. Y las expectativas no resultan nada alentadoras.

De hecho, 8 de cada 10 desempleados de este sector de la población no cree que vaya a encontrar trabajo en 2018. No obstante, aunque pueda parecer complicado, si éste es tu caso, debes tener en cuenta una serie de factores que caracterizan a los trabajadores de esta franja de edad y que pueden resultar claves a la hora de volver al mundo laboral.

Cómo encontrar trabajo con más de 55 años
Consejos para conseguir trabajo después de los 50 años

Por eso hoy vamos a darte algunos consejos sobre cómo encontrar trabajo con más de 55 años.

1. RECICLARSE O MORIR

En primer lugar, debemos pensar en el perfil de este tipo de personas. Por lo general se trata de empelados que han estado trabajando durante muchos años para una misma empresa o desempeñando un mismo puesto de trabajo con el mismo sistema de trabajo.

El problema es precisamente éste. Puede que el hecho de haber tenido una estabilidad haya hecho que el trabajador se haya quedado atrás en cuestión de formación y de nuevas tendencias en el sector. Es por ello que uno de los puntos clave a la hora de encontrar trabajo es el reciclaje, como ya explico en mi post “¿No encuentras trabajo? Reciclarse o morir”. Esto quiere decir que es muy importante ponerse al día en herramientas genéricas de ofimática, según el sector de cada persona. Y lo mismo ocurre con los idiomas. Si no lo has practicado en mucho tiempo, lo más probable es que tu inglés esté oxidado. Nunca es tarde para apuntarse a una academia de idiomas y volver a refrescar un poco. Sin olvidar actualizar adecuadamente el curriculum, sobre todo cuando llevamos años sin hacerlo.

2. FACTOR PSICOLÓGICO

El factor psicológico también es muy importante para encontrar trabajo con más de 55 años. Y es que cuando pasan los meses y nuestra búsqueda de empleo no nos da los resultados esperados, es muy fácil caer en la desmotivación. Sin embargo, debes pensar que la negatividad no te ayudará en nada, sino todo lo contrario. Nadie va a venir a tu casa a pegar a la puerta para ofrecerte un puesto de trabajo, por lo que hay que “coger al toro por los cuernos”.

Piensa en cuáles son tus competencias y en las habilidades que tienes. Esto puede ser un factor clave a la hora de diferenciarte de los candidatos más jóvenes que no cuentan con tu experiencia tan dilatada.

Además, es importante que aprendas a resaltar aquellos puestos de trabajo en los que has estado más tiempo, ya que esto transmite la sensación de que tu antigua empresa te valoró porque cuentas con ciertas cualidades y competencias. Identifícalas e intenta postular por aquellas ofertas de trabajo donde se les dé mayor valor. La idea es aprender a venderse, algo a lo que no todos los trabajadores están acostumbrados, sobre todo cuando han pasado mucho tiempo en la comodidad de un mismo puesto de trabajo.

Por otro lado, debes pensar que el mundo laboral está en constante cambio, sobre todo en aquellos sectores más relacionados con las nueva tecnologías. Es por ello que es es importante saber adaptarse al mercado y a los requisitos que se exigen. Intenta buscar oportunidades de trabajo, aunque ello suponga entrar a formar parte de otro sector. Aunque si está relacionado con tu campo, formación y experiencia, mejor que mejor.

3. ADAPTAR LA BÚSQUEDA DE EMPLEO AL ENTORNO DIGITAL

Otro factor que hay que tener en cuenta para encontrar trabajo con más de 55 años es que las formas de buscar empleo han cambiado mucho en los últimos años. La mayoría de estas personas encontraron su anterior empleo en algún anuncio de prensa o a través de algún familiar o amigo. Sin embargo, en la actualidad la mayoría de puestos de trabajo vacantes se encuentran anunciados  en los portales de empleo. Es por ello que adaptarse al nuevo entorno digital y aprender cómo funciona es clave. Eso sí, evita los portales genéricos e intenta ir al grano. Nosotros te recomendamos que leas nuestro post “Dónde buscar trabajo para mayores de 45 años” donde podrás encontrar páginas y portales de empleo con consejos y ofertas también para mayores de 55 años.

No obstante, las redes sociales también se están convirtiendo en una poderosa herramienta de búsqueda con webs de tanto peso como Linkedin que pueden resultar muy útiles a la hora de ampliar y cultivar nuestra red de contactos. A través de ellas es posible encontrar empresas de nuestro sector y poder hacer una autocandidatura más directa. Además es importante insistir, pero evitando llegar a ser pesado.

Aunque el camino pueda ser duro, intenta no tirar nunca la toalla. Muchos expertos saben reconocer las ventajas de contratar a trabajadores de esta edad: seriedad, compromiso, capacidad de trabajo, experiencia, contactos, control emocional, etc. cualidades que no muchos seleccionadores saben ver y aprovechar.

En cualquier caso, tampoco te obsesiones con encontrar un trabajo de contrato indefinido o a jornada completa. Nunca se sabe cómo va a evolucionar una empresa y si al final acabarás teniendo un puesto fijo, una jornada más larga o promocionando dentro de la compañía.

Deja un comentario

19 − dos =

Cerrar menú