Cómo encontrar un empleo para trabajar desde casa

En la actualidad, la escasez de trabajo ha hecho que la competencia a la hora de postular a una oferta de trabajo sea mucho más alta que hace unos años. ¿Cuántas veces has entrado en infojobs y has visto que para una misma oferta de trabajo ya había inscritos 500 candidatos o incluso más? Esta situación puede llegar a ser de lo más desesperante, ya que como suelo decir, si entre 500 candidatos logras ser el elegido, vete directamente a comprar un billete de lotería porque estás de suerte.

No obstante, puede que aún no hayas pensado en otras opciones. Muchas personas que provienen de aquellos sectores más afectados por la crisis se empeñan en seguir buscando trabajo “de lo suyo”, sin darse cuenta de que salen muy pocos puestos y que muchos de ellos ya tienen nombre, pues en los tiempos que corren tener un contacto en una empresa puede ser el pasaporte para conseguir el puesto. Puede que haya pocos puestos fijos de tu campo que se encuentren vacantes, pero debes tener en cuenta que existen otras alternativas.

Cómo encontrar un empleo para trabajar desde casa
Las mejores páginas para encontrar trabajo desde casa

¿Sabías que el 20% de los ciudadanos de Estado Unidos tienen un empleo que les permite trabajar desde casa? El teletrabajo se está convirtiendo en una opción cada vez más popular, ya que además de resultar ventajosa para las empresas, también lo es para el trabajador que no tiene que perder tiempo en desplazarse cada día al trabajo, puede contar con horarios más flexibles, no depende del sueldo de una empresa cada mes y que en cualquier momento puede perder si es despedido.

IDEAS PARA TRABAJAR DESDE CASA SIN ARRIESGAR TU DINERO

Si tu profesión es compatible con un trabajo desde casa, no es necesario siquiera que cambies de sector. Por ejemplo, si eres abogado, gestor, traductor, redactor, profesor y o tienes alguna otra profesión en la que puedas ofrecer tus servicios a través de Internet, puedes crear tu propia web. No obstante, debes saber que empezar a recibir un buen número de visitas a una página requiere de paciencia, ya que los resultados pueden tardar en llegar. Investigar un poco sobre posicionamiento SEO para aparecer en los primeros puestos de Google, te ayudará a ello, pero sobre todo crea contenido al menos 3 veces por semana en tu web.

Si no tienes tiempo para esperar tanto, siempre puedes ofrecer tus servicios como colaborador externo a las empresas de tu sector.  De esta forma, podrás ir consiguiendo una cartera de clientes que te aporten ingresos mes a mes. Incluso puedes compatibilizar ambas opciones. Es más, tener una página web de tu profesión te dará más prestigio de cara a la empresa contratante.

Por otro lado, si tu sector ha sido de los más afectados por la crisis, no tengas miedo de cambiar el rumbo de tu carrera laboral. Solamente tienes que pensar en cuáles son tus habilidades y en qué podrías hacer profesionalmente de forma eficiente. la idea es encontrar algo en lo que puedas trabajar desde casa y que a las empresas pueda interesar como servicios externos.

CÓMO CONSEGUIR UN EMPLEO PARA TRABAJAR DESDE CASA

1. Actualiza tu curriculum

Como en la mayoría de curriculums, en el tuyo ya cuentas con tus logros anteriores. Pero si quieres conseguir un puesto para trabajar desde casa, deberás resaltar tus habilidades y experiencias de trabajo que demuestren  tu capacidad para hacerlo. El objetivo es que los seleccionadores te vean como una persona organizada y capaz de trabajar de manera independiente, además de contar con buenas habilidades comunicativas y destreza para manejar las nuevas tecnologías, sobre todo aquellas relacionadas con el puesto.

2. Sé específico en tu búsqueda

Cuando busques en los portales de empleo, asegúrate de que la oferta que se anuncia es para un trabajo a distancia, ya que de lo contrario estarás perdiendo el tiempo. Por eso, si no encuentras suficientes ofertas que permitan esta modalidad de trabajo, lo ideal es que tú mismo hagas una búsqueda de aquellas empresas que contraten colaboradores externos . Para ello, usa palabras como “trabajo virtual”, “teletrabajo” o “trabajo a distancia”. De esta forma, podrás orientar mejor tu búsqueda. Eso sí, ten cuidado porque en la red también hay muchos anuncios que son falsos.

3. Contacta con las empresas a través de Internet

Haz una lista con todas las empresas del sector en las que te interese trabajar. La ventaja es que no tendrás que ponerte barreras geográficas, pudiendo incluir en tu directorio a empresas de toda España. De esta forma tendrás más posibilidades de encontrar empresas que quieran contar contigo para posibles colaboraciones. Sigue a las que realmente te interesen en redes sociales como Linkedin o Twitter. Participa en los debates y realiza aportaciones sobre tus conocimientos y experiencia. Esto puede ser muy útil para forjar una relación con la empresa antes de contactar con el director de Recursos Humanos para preguntar sobre las posibles vacantes de la empresa.

Además, no te obsesiones con encontrar a una empresa que quiera pagarte un sueldo a jornada completa. En la actualidad a las empresas les viene bien tener una cartera de colaboradores a los que poder encargar las tareas que vayan saliendo, ya que de esta forma se ahorran un trabajador y su seguridad social. Por eso, aunque tengas que tener paciencia, poco a poco podrás ir haciéndote una clientela que vaya dándote una estabilidad mes a mes.

Por otro lado, piensa que si un cliente te falla un mes o no necesita seguir colaborando contigo, aún tendrás al resto. Si te faltan clientes, siempre puedes volver a tu lista de empresas y volver a enviar otra tanda de curriculums. Intenta tener siempre una reserva de empresas con las que aún no hayas contactado para poder actuar con rapidez.

4. Crea tu lugar de trabajo

Trabajar desde casa tiene muchas ventajas como la flexibilidad y la comodidad de poder trabajar incluso en pijama y zapatillas, pero es importante que sepas crear un buen ambiente de trabajo y que organices bien tu lugar de trabajo de manera que logres ser más eficiente. Además, es fundamental que contrates una buena conexión a Internet, ya que de ello depende tu trabajo. Un Internet de baja velocidad puede convertirse en la peor pesadilla de cualquier persona que se dedique al teletrabajo.

5. Se proactivo

No esperes a encontrar ofertas de trabajo a distancia y opta por la candidatura espontánea. Ofrece tus servicios a la empresa a través de una carta de presentación personalizada donde hagas destacar tus habilidades, conocimientos y experiencia y expliques por qué quieres formar parte del equipo y que podrías aportar. Puede que la empresa estuviera pensando en un perfil como el tuyo pero no cuenta con suficientes recursos para contratar a un profesional a jornada completa, con lo cual podrías encajar perfectamente.

TODO ESTO ESTÁ MUY BIEN PERO, ¿PUEDO FACTURAR SIN SER AUTÓNOMO?

La cuestión es que muchas veces no nos atrevemos a hacernos autónomos debido al pago de la cuota de la seguridad social que debe pagarse para poder facturar. El problema es que al principio no vamos a tener muchos clientes, con lo cual nuestros ingresos pueden irse en dicho pago. Sin embargo, debes saber que aunque no está establecido legalmente, es posible facturar sin ser autónomo cuando los ingresos anuales no superan el sueldo mínimo interprofesional (SMI).  El único problema es que si te pillan, aunque en la mayoría de los casos se da la razón al afectado, tendrás que enfrentarte a los juicios. No obstante, el hecho haber existido varios casos de jurisprudencia al respecto, hace que la Seguridad Social haga la vista gorda en estos casos porque sabe que las posibilidades de ganar el caso son escasas.

Con lo cual si estás empezando a tener clientes, siempre puedes darte el alta en Haienda y pagar el IVA y el IRPF correspondientes ( des esto si que no te libras). Después más adelante, cuando tus ingresos empiecen a aumentar, puedes plantearte el hacerte autónomo legalmente. Para evitar que te cobren los meses anteriores, deberás dar la baja en Hacienda y volver a presentar el alta para presentar el impreso en la Seguridad Social con la nueva fecha. De esta forma, si tus clientes te piden facturar, no tendrás ningún problema.

Así pues, trabajar desde casa, puede convertirse en una buena opción cuando se necesita una fuente de ingresos y se tienen problemas para encontrar empleo. Solamente tienes que pensar en qué servicios son los que puedes dar y ofrecerlos a todas las empresas que puedas recopilar del país. Al fin y al cabo, no pierdes nada y te estarías abriendo otra vía para encontrar empleo.

Aunque no se trata de un camino de rosas, el resultado es muy satisfactorio, ya que al final podrás vivir de tu trabajo sin tener que ir todos los días a una oficina, sin “aguantar” a tu jefe y con horarios flexibles. Una modalidad de trabajo ideal para aquellas personas con buena capacidad organizativa y para trabajar de manera independiente. Y una alternativa perfecta para aquellos que por su edad pueden tener ciertos problemas para encontrar un puesto en una empresa.

Deja un comentario

14 + 18 =

Cerrar menú