Cuándo prescribe una deuda de tarjeta de crédito

Debido a problemas financieros que nunca faltan, muchas personas suelen tener dificultades pagar deudas contraídas con la tarjeta de crédito. En muchos casos la acumulación de los elevados intereses y moras hacen que estas obligaciones se conviertan en deudas impagables. Si estás viviendo una situación similar, entonces te interesará saber cuándo prescribe una deuda de tarjeta de crédito.

El plazo de prescripción de la deuda de una tarjeta de crédito se introdujo en nuestro ordenamiento jurídico para animar al acreedor, por una parte, a tomar las medidas necesarias para su cobro y, por otra, para proteger al deudor, ya que no puede permanecer así indefinidamente, especialmente en el caso de la propia inactividad del acreedor.

cuando prescribe una deuda de tarjeta de credito
plazo de prescripción de la deuda de una tarjeta de crédito

Cuando se trata de la deuda derivada del uso de una tarjeta de crédito, el tratamiento no es muy diferente. Aunque hay que tener en cuenta el hecho de que la ley no la contempla específicamente. Por el contrario, el tiempo para la extinción de deudas generadas por tarjeta de crédito es tratada de forma genérica. Pero, ¿qué significa eso? A continuación, nos explayamos un poco más sobre el vencimiento y periodos de expiración de la deuda por tarjeta.

Cuándo prescribe una deuda de tarjeta de crédito

La limitación de la reclamación de la deuda se encuentra regulada por el artículo 1964.2 del Código Civil. La norma general de prescripción, que se aplica a menos que normas específicas dispongan lo contrario, establece que el derecho a cobrar las sumas adeudadas ha prescrito en un plazo de diez años. En casos puntuales, la prescripción se reduce a:

  • 5 años en el caso de préstamos para alquiler, intereses, sueldos, indemnizaciones por despido y pensiones.
  • 3 años para créditos profesionales.
  • 2 años para los créditos debidos a la circulación de vehículos.
  • 1 año para las primas de seguros.
  • 6 meses para los créditos debidos a hoteleros.

Cabe señalar también que las deudas derivadas de préstamos, pagos a plazos, así como las deudas de tarjeta de crédito están sujetas a un plazo de prescripción de 10 años. Si se superan estos plazos, entonces el derecho a cobrar la deuda de la tarjeta de crédito deja de existir.

Entonces, conociendo cuándo prescribe una deuda de tarjeta de crédito puedes planificar oportunamente las acciones a seguir. Si tienes la solvencia necesaria para afrontar las cuotas que todavía adeudas, podrías esperar la extinción de la deuda. Sin embargo, debes tener en cuenta que durante el periodo en que la deuda de tu tarjeta de crédito prescribirá no podrás acceder a los beneficios de estar limpio dentro del sistema financiero.

La prescripción del crédito en general: ¿Cuándo prescriben las deudas en el sistema financiero?

Técnicamente, la tarjeta de crédito es una de las formas de financiación ofrecidas a través de la concesión de una línea de crédito (véase también Crédito Bancario) incluso si el pago se realiza en una única solución, o como un “saldo” en el mes siguiente a aquel en el que se realizó el gasto. Pero, la pregunta a responder es ¿cuándo prescribe esta deuda contraída con tarjeta de crédito?

Aunque es importante conocer cuándo prescriben las deudas de tarjetas de crédito, es más importante conocer algo de teoría crediticia. Después de todo, la deuda prescribe y ya no se puede cobrar.

Pero, ¿quién tiene crédito y quién actúa como deudor? Más allá del nombre, el titular de una tarjeta de crédito es el deudor, mientras que la empresa que la gestiona es el acreedor. ¿Por qué es importante esta distinción? Porque independientemente de las compras realizadas con la propia tarjeta, si no se paga el saldo, te conviertes en deudor de un “sujeto” de derecho privado, tomando la misma posición que el que tiene que pagar las cuotas de un préstamo o financiación en general.

En efecto, aunque la ley no contemple directamente la hipótesis de una deuda de tarjeta de crédito, prevé la prescripción del pago de cuotas de préstamos, hipotecas, etc., fijando el plazo a la prescripción ordinaria que es la de 10 años. Por su puesto, esto engloba el hecho de que las deudas de tarjetas de crédito prescriben.

Deudas con tarjetas de crédito: ¿debemos esperar a que prescriba el plazo de prescripción?

Siempre es necesario considerar las posibles acciones de interrupción de la prescripción que pueden prolongar los tiempos de manera bíblica. Esta es, de hecho, otra razón por la que es fundamental recordar que los bancos y las empresas que gestionan los circuitos de pago de las tarjetas son de derecho privado, por lo que tienen el tiempo, el dinero y los medios para proceder al cumplimiento de todas las acciones necesarias para conseguir que nunca se agote la prescripción y obtener, tarde o temprano, el pago de lo que se adeuda.

La tarjeta de crédito es un medio de pago representado por una tarjeta de plástico que contiene microchip y banda magnética y está vinculada a una relación de cuenta corriente. Delante de la tarjeta se encuentran los datos del titular, el número de la tarjeta y su fecha de caducidad. Esta fecha no tiene que ver con el tiempo en que la deuda de su tarjeta de crédito prescribirá.

¿Es mejor esperar la prescripción de la deuda de una tarjeta de crédito o negociar el pago?

Los procesos implican costos, por lo que puede ser útil tratar de encontrar un acuerdo que satisfaga a ambas partes. Las entidades financieras tienen las herramientas suficientes para hacer valer sus derechos cuando se trata de recuperar deudas grandes. Por el contrario, si la deuda nos es tan significante, es posible que no tomen acciones legales. Sin embargo, por un periodo de tiempo, el deudor estará impedido de obtener créditos dentro del sector financiero.

En base a esta información, es posible que el deudor pueda tomar una decisión respecto a su deuda no pagada. Si la deuda es por un monto pequeño y no tendrá necesidad de gestionar futuros préstamos, puede esperar la prescripción. En el caso de que la deuda sea mayor, es recomendable que te acerques al banco o la entidad financiera y negocies la deuda. Contrario a lo que muchas personas creen, las compañías financieras siempre están prestas a encontrar soluciones mutuamente beneficiosas.

Ahora que ya sabes cuándo prescribe una deuda de tarjeta de crédito, puedes decidir responsablemente por tu futuro financiero. Aunque una deuda parezca difícil de pagar, si negocias un buen refinanciamiento es posible que puedas pagarla en poco tiempo. Sin embargo, como ya hemos visto, en algunos casos es mejor esperar a que la deuda prescriba y ya no te puedan cobrar.

Deja un comentario

17 − doce =

Cerrar menú